British American Tobacco PLC (BATS) pagarán 629 millones de dólares por infringir las sanciones impuestas por Washington a Corea del Norte.,

 Washington, 25 abr (EFE).- Estados Unidos ha alcanzado un acuerdo con la empresa británica de tabaco, British American Tobacco (LON:BATS) (BAT), y su subsidiaria BAT Marketing Singapore, quienes pagarán 629 millones de dólares por infringir las sanciones impuestas por Washington a Corea del Norte.


Según el comunicado emitido por el Departamento de Justicia, en 2007, la empresa tabaquera delegó la venta de sus productos a Corea del Norte a través de una tercera compañía, e incluso emitió un comunicado de prensa anunciando que dejaba de vender tabaco al país asiático.


Sin embargo, la empresa británica continuó comercializando sus productos en Corea del Norte a través de dicha tercera parte.


Durante el período de 2007 a 2017, BAT y su filial recibieron pagos por el tabaco vendido a organizaciones norcoreanas a través de esa tercera compañía, que totalizaron 418 millones de dólares en efectivo y transacciones bancarias desde Corea del Norte a la empresa intermediaria con sede en Singapur.


Posteriormente, ese dinero llegaba a manos de BAT y BAT Marketing Singapore.


Para realizar estos pagos, los compradores de Corea del Norte utilizaron empresas ficticias para evitar que los bancos estadounidenses, encargados de procesar esas transacciones, detectaran la conexión con el país asiático.


Además, un juez federal del Distrito de Columbia (EE.UU.) presentó cargos este martes contra el banquero norcoreano Sim Hyon-Sop y los intermediarios chinos Qin Guoming y Han Linlin, por su supuesta implicación en una trama para facilitar la venta de tabaco a Corea del Norte.


Según el Departamento de Justicia de EE.UU., entre 2009 y 2019, los acusados estuvieron presuntamente involucrados en un plan para adquirir hojas de tabaco en nombre de organizaciones de Corea del Norte, utilizando empresas ficticias y documentos falsos.


A través de esta trama, los bancos en EE.UU. procesaron alrededor de 310 transacciones por un valor de aproximadamente 74 millones de dólares, que de otra manera no hubieran sido posibles debido a las sanciones impuestas por Washington a Pyongyang. Estas transacciones generaron ingresos por cerca de 700 millones de dólares para instituciones de Corea del Norte.


Además, el Departamento de Estado anunció este martes una recompensa de 5 millones de dólares por información que conduzca a la captura de Sim, y otra de 500.000 dólares por datos sobre Qin y Han, que puedan llevar a su arresto.

Comentarios